PROYECTO ROMA

¿Que es el proyecto Roma?

El Proyecto Roma es un modelo educativo que promueve la inclusión, creado y dirigido por el profesor Miguel López Melero de la Universidad de Málaga. Se basa en un método de enseñanza innovador basado en las teorías de varios autores, entre ellos Dewey, Vygotsky, Freire, Freinet, Habermas, Luria y Maturana. Inicialmente, el proyecto se concibió para brindar atención educativa a estudiantes con síndrome de Down, como parte de un proyecto conjunto entre la Universidad de Málaga y la Universidad de Roma. Hoy en día, se usa para abordar problemas de diversidad y se ha implementado en una variedad de entornos educativos desde el nivel inicial hasta la universidad.

¿Por qué trabajar con el Proyecto Roma con estudiantes con discapacidad intelectual?

En relación a la implementación del Proyecto Roma en estudiantes con discapacidad intelectual, se explica su pertinencia basándose en la teoría sociocultural de Vygotsky, que es precisamente uno de los fundamentos epistemológicos del proyecto. Si bien es cierto que el desarrollo se considera como un proceso natural, desde esta teoría, se trata de un proceso cultural. Las personas aprenden con la ayuda de los demás, que es lo que se aplica en el Proyecto Roma, por medio del aprendizaje cooperativo y sociológico. Desde el Proyecto Roma, se propicia que los estudiantes construyan su propio aprendizaje, por lo que la educación debe dejar de ser concebida como la simple acumulación de contenidos. Esta construcción propia del aprendizaje solamente se puede lograr cuando el estudiante se vuelve partícipe y protagonista del proceso, asumiendo responsabilidades, compartiendo tareas y trabajando en equipo. En el modelo educativo del Proyecto Roma no se concibe a las personas como “discapacitadas”, sino como personas que tienen distintas capacidades cognitivas, de lenguaje, afectividad y movimiento.

Al construir su aprendizaje de manera cooperativa, van a aprender y van a producir cambios significativos en la forma en que piensan, se comunican, sienten, aman y actúan. Entonces, al implementar el Proyecto Roma en estudiantes con DI se contribuye a eliminar las concepciones erróneas que existen en relación a su proceso de enseñanza y aprendizaje. El hecho de que tengan una discapacidad no significa que no pueden aprender, solamente lo hacen a un ritmo diferente. Asimismo, la discapacidad en el marco del Proyecto Roma no es sinónimo de “falta de inteligencia”, pues la inteligencia se considera como un constructo social. Por lo tanto, se puede afirmar que, a través de un sistema de estrategias didácticas basadas en el Modelo Educativo del Proyecto Roma, se puede mejorar el PEA en estudiantes con discapacidad intelectual. De esta manera se da respuesta al problema de investigación, al tiempo que se promueve la innovación educativa, a través de un proyecto que ha demostrado resultados favorables en otros contextos de aplicación.

¿Cómo se implementa el Proyecto Roma según Miguel López Melero?

El Proyecto Roma sigue cinco estrategias metodológicas basadas en las directrices de Miguel López Melero. Estas estrategias son:

Fotografía como anticipación del aprendizaje
La fotografía se usa como herramienta para estimular el pensamiento y preparar el cerebro para el aprendizaje. Ayuda a desarrollar diversas dimensiones como pensamiento, lenguaje, afectividad y autonomía.
Procesos cognitivos y metacognitivos
Se enfoca en aprender desde los sentidos hasta la conciencia y la planificación, permitiendo a los alumnos construir su actividad mental. Se indaga en su percepción, atención, memoria y organización del espacio y el tiempo.
Mediación
Basada en la teoría de Vygotsky, la mediación se emplea para avanzar del nivel de desarrollo actual al potencial. Los docentes actúan como mediadores, dando sentido y significado a situaciones interactivas y fomentando interacciones cooperativas entre profesor y alumno.
Proyectos de investigación
Los proyectos de investigación se utilizan para aprender a aprender en colaboración. Se parte de una problemática que surge de la curiosidad y el interés del alumno. Los grupos heterogéneos trabajan en conjunto, y los docentes son mediadores culturales activos en el proceso.
Asambleas
Las asambleas son entornos donde se construye el aprendizaje de manera colaborativa. Los participantes comparten ideas, preguntas y dudas, fomentando la socialización de pensamientos, emociones y valores. Los docentes se suman como colaboradores, sin imponer su punto de vista.

¿Cómo se implementa?

El Proyecto Roma implica una secuencia de pasos para su implementación efectiva. En primer lugar, se busca comprender cómo piensan, aprenden y actúan los estudiantes, estableciendo la confianza como base fundamental para la convivencia. En el segundo paso, se considera la clase como un cerebro donde los aprendizajes tienen raíces neurológicas. Se enfatiza que todos pueden aprender y que el pensamiento precede a las acciones, a través del lenguaje, las normas y los valores. La clase se divide en cuatro zonas para el desarrollo: pensamiento, lenguaje, afectividad y movimiento. (foto3)

El tercer paso involucra la creación de normas de convivencia consensuadas, basadas en el respeto y la confianza mutua, en una escuela democrática que promueva la formación de individuos autónomos a través del diálogo y la convivencia. En el cuarto paso, los estudiantes asumen responsabilidades, enfocándose en el aprendizaje mediante la acción y el trabajo en equipo. Participan en roles específicos en proyectos de investigación, promoviendo la equidad en la participación.

La implementación de proyectos se divide en los ámbitos de pensar y actuar. En el ámbito del pensamiento, los estudiantes identifican problemas comunes o temas de interés personal, definen objetivos generales y específicos, y diseñan planes detallados. En el ámbito de la acción, llevan a cabo las actividades planificadas para abordar los problemas identificados. Finalmente, se concluye con una asamblea donde los grupos presentan sus trabajos, se autoevalúan y generan un esquema de aprendizaje conjunto.

UNAE

DIEGO SEBASTIÁN MERCHAN  BUSTAMANTE

KAREN ANDREINA ORTEGA RENTERIA

Scroll al inicio